LA JUVENTUD SE IMPONE

En 1964 se estrenó, si la memoria no me traiciona, en el Cine Alameda, esta cinta que juntó por vez primera a los dos grandes ídolos del Rock ‘n’ Roll, ambos extraídos de célebres agrupaciones, pioneras del sagrado ritmo en México, Los Teen Tops y Los Camisas Negras. El triunfo en paralelo los enfrascó en una competencia profesional y sus clubes de admiradores, al igual que las distintas radiodifusoras, se encargaron de “echarle leña al fuego”, incrementando la rencilla a través de un sin fín de competencias entre ellos, sin embargo, esto no fue impedimento para que Cinematográfica Grovas, que un año antes produjera la cinta “Dile que la quiero”, lograra lo que se antojaba imposible, reunirlos en la patalla grande, convirtiendo las butacas del cine, en el cuadrilátero en el que se enfrentarían, con porras y silbidos afortunadamente, la gran cadena de seguidores de los inigualables baladistas.
Enrique Guzmán se encontraba en plena promoción de su 6o. LP, grabado para CBS Columbia, en tanto que César Costa hacía lo mismo con el primer disco de larga duración producido por RCA Víctor, 5o. acetato de su particular discografía.
La bella Patricia Conde ¿Y quien más podría ser? obtuvo el papel de la dama joven de la película, interpretando a la profunda y existencial novia de Enrique, en tanto que a Olivia Michel le tocó ser la chica mala del cuento, encargándose de hacer sufrir al buen César, la enorme simpatía de la pareja formada por Lucy Gallardo y Enrique Rambal apoyó en los papeles secundarios, en tanto que la dirección corrió a cargo del experimentado Julían Soler.
Sin duda alguna, los temas musicales debían ser abundantes, por lo que cada uno se despachó con 4 canciones,  César con “Chica mala” “Tu me tienes que amar” “Besos de azúcar” y “Como un Rey”  y por su parte Enrique nos interpretó “Te seguiré” “El año 2000″ “Payasito” y “Cariño y desprecio”, en lo personal siento que estas dos últimas fueron elegidas fuera de su momento, me hubiera inclinado por “El llanto del siglo” y “Mala mujer”, material del LP editado el mismo año (1964), ¡Ah! por cierto, Los Hooligans fue el conjunto rocanrollero testigo de las peripecias de nuestros admirados protagonistas, obteniendo su momento estelar al compás de “Para cuando joven”.

LA-JUVENTUD-SE-IMPONE
This browser does not support flash! You can download the video instead.