MANOLO MUÑOZ (Inicios)

El día 14 de marzo de 1941, Nació en la Barca Jalisco el tercer hijo del matrimonio formado por los Sres. Luis Muñoz y Esther Velasco, a quien bautizaron con el nombre de Manuel, quien sabiéndose dueño de una potente voz, desde muy joven se inició en la locución en la radio de Guadalajara, en el año 1959 forma el grupo “Los Gibson Boys” y tan sólo uno meses después, a inicios del año 1960, obtienen la oportunidad de grabar para Discos Musart, Manolo tan sólo cantó para ocho de los temas que grabaron y de los cuales los mejor difundidos fueron “Lucila” y “Si te doy mi corazón” (Oír) ya que tres de ellos fueron opacados por sendos éxitos de Los Teen Tops “Rock de la cárcel” “Rock de la noche” y “Tutti Frutti” (Oír), en cuanto a los tres restantes: “Be bop a lula” “Un gran pedazo de amor” y “Tus ojos” (Oír), estuvieron mejor promocionados para las versiones de Los Crazy Boys y Los Locos del Ritmo, respectivamente.Durante el mismo año 1960, Musart sacó a la venta dos discos de Larga Duración con Manolo como solista, convirtiéndose en el primer vocalista que abandonara su grupo para probar fortuna en forma particular, el primero de estos acetatos se tituló ROCKING CON MANOLO MUÑOZ y del material que lo conformó se escucharon con mucha frecuencia dos tonadas “Bikini amarillo” y “Leyenda Mexicana” (Oír), hoy con la cabeza fría y analizándolo con calma, pensamos que les faltó invertir en este gran intérprete, los arreglos son acelerados y hasta deficientes, tanto en los éxitos de Paul Anka “Adán y Eva” “Diana” y “No me Dejes” (Oír), como en los de Elvis Presley “Que Noche” y “Ahora o Nunca” (Oír), razón por la que creemos les faltó la fuerza para competir; situación que afortunadamente no se presentó en las piezas románticas “Más … mucho más” “Till” y “Nunca volveré a sonreir” (Oír), en las que ya pudimos apreciar su enorme calidad interpretativa, pero . . . siempre hubo un pero, no contaron con la difusión necesaria para convertirse en hits, escúchenlo en “Alma y Corazón” (Oír) y tendrán ustedes la mejor opinión.
En lo que respecta al segundo LP llamado BALADAS Y ROCKS CON MANOLO MUÑOZ, nos presentó varias canciones rítmicas, grabadas con la misma fórmula, es decir, excelente voz, deficiente arreglo y para muestra están estas dos “La Flaca Sally” y “Pitágoras” (Oír), al interpretar las canciones románticas “Perfidia” “Las hojas muertas” “Una mujer enamorada” y “Quiero saber” (Oír) adoptó el estilo que nunca más abandonaría, estilizándolas a capricho de su voz, con la cual sabemos que podía hacer lo que quisiera y siempre con el mismo resultado . . . estupendamente bien.